¿Invertir en préstamos por Internet? ¿Qué debes tomar en cuenta?

https://static1.squarespace.com/static/56c20f7cd51cd440f4c1f656/56e1bbb7e707eb89cec9040f/5bb3e61871c10b7ebdeba210/1539019736884/IMG-P2P.jpg?format=2500w

Actualmente, los préstamos entre particulares (peer to peer lending, P2P, en inglés) son una forma accesible de inversión. Es decir, tú puedes ganar dinero prestando dinero a otras personas por medio de plataformas en Internet.

Las empresas de P2P que usan tecnologías financieras (fintech) pueden operar con gastos generales más bajos en comparación con las instituciones financieras tradicionales.  Esto se traduce en créditos más baratos y en inversiones con mejores rendimientos.

Suena bastante bien, ¿cierto? No obstante, estas plataformas de préstamo e inversión son relativamente nuevas, y por ello, debes tomar en consideración varios factores antes de invertir en alguna de las que existen en el mercado.

¿Qué son los préstamos por internet?

Los préstamos entre particulares son la manera en que las personas prestan dinero a otras personas o empresas, a través de servicios en línea, sin la intermediación de instituciones financieras. En estos casos, tú decides en cuáles personas invertir.

En otras palabras, las plataformas P2P conectan a personas que requieren un préstamo con personas que buscan invertir.

Por lo general, las personas que piden préstamo deben indicar el objetivo que tendrá el dinero, lo que denominaremos “proyecto”. Entre los proyectos más comunes están comprar un auto, poner un negocio o hacer reparaciones en una casa.

¿Los préstamos por Internet están regulados?

Gracias a la aprobación de la Ley Fintech (2018), las plataformas que funcionen en este modelo tendrán que ser evaluadas y supervisadas  por la Condusef, la cual también podrá imponer multas. Antes estas empresas funcionaban sin una supervisión de las autoridades, por lo que la mayoría de los inversionistas no tenían certeza en caso de lo peor: un fraude o el incumplimiento de los pagos.

Todavía las empresas de P2P están en proceso de transición a la incorporación de estas nuevas reglas. Por lo que, tienes que estar muy al pendiente.

Asimismo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y en el caso de inversiones, el Banco de México (Banxico) tendrán que aprobar el funcionamiento de las plataformas. La relación directa con la CNBV y Banxico permite que las empresas se encarguen directamente de las obligaciones fiscales de los usuarios. Así te ahorran un montón de problemas.

Para saber más, lee: Lo que sabemos sobre la Ley Fintech en México

¿Qué debes conocer de la plataforma de P2P?

  • ¿Cuánto tiempo lleva en el mercado? Aunque en ocasiones es complicado saber cuándo surgió alguna empresa de P2P. No dejes de investigar el año de su fundación. La permanencia de una empresa permite ver su consolidación.
  • ¿Cuáles son los casos de éxito y cuál es el porcentaje de fracaso (o de moratoria, es decir, el porcentaje de gente que no paga o tiene retrasos severos en sus pagos)? Asimismo, podrás saber cuántas personas han estado inscritas en su plataforma, lo que te permite realizar una elección de proyectos más cómoda.
  • ¿Cuál es la opinión tanto de los que han invertido como los que han pedido un préstamo? Revisa los comentarios en redes sociales, cuáles son las respuestas de las empresas, si están al pendiente de sus usuarios. También puedes consultar opiniones y experiencias en diferentes blogs, para darte una idea de cómo funciona y qué esperar de la plataforma.

¿Cuáles son los rendimientos ofrecidos?

Compara los rendimientos de las diferentes opciones y sobre todo fíjate en la Ganancia Anual Total (GAT). Ojo, esto aplica con fines comparativos. Los montos para hacer una evaluación aún no están establecidas en la reglamentación, así que cada uno realiza sus cálculos con diferentes cantidades.

La ventaja es que la mayoría de las plataformas tiene calculadoras para que veas cuánto ganarías, si inviertes una cantidad en determinado plazo. Con esto tendrás una idea muy cercana a lo que puedes ganar.

¿Cuáles son los plazos disponibles?

Existen diferentes plazos para invertir en un proyecto desde un mes, 12, 18, 24, 36 y 48 meses, lo que significa que mientras no se cumpla ese plazo no podrás disponer de ese dinero.

Aquí, también debes tomar en cuenta, que las tasas son generalmente anuales, por lo que, si inviertes solo por 3 meses, no tendrás el total de las ganancias.

Te compartimos una manera para calcular tus rendimientos.

En una inversión de $10,000, con un plazo de 90 días, que da un rendimiento de 10% anual (0.10). Éste último lo tendrás que dividir entre los 365 días del año, que se traduce en el rendimiento diario de 0.00027, el cual debes multiplicar por el plazo de tu inversión, en este caso, 90 días (0.00027 x 90 = 0.0243).

La tasa de rendimiento será alrededor de 2.43%. Así que por una inversión de $10,000 a 90 días, tendrás un rendimiento de $243 (sin descontar impuestos).

¿Qué son los préstamos por internet?

Los préstamos entre particulares son la manera en que las personas prestan dinero a otras personas o empresas, a través de servicios en línea, sin la intermediación de instituciones financieras. En estos casos, tú decides en cuáles personas invertir.

En otras palabras, las plataformas P2P conectan a personas que requieren un préstamo con personas que buscan invertir.

Por lo general, las personas que piden préstamo deben indicar el objetivo que tendrá el dinero, lo que denominaremos “proyecto”. Entre los proyectos más comunes están comprar un auto, poner un negocio o hacer reparaciones en una casa.

¿Los préstamos por Internet están regulados?

Gracias a la aprobación de la Ley Fintech (2018), las plataformas que funcionen en este modelo tendrán que ser evaluadas y supervisadas  por la Condusef, la cual también podrá imponer multas. Antes estas empresas funcionaban sin una supervisión de las autoridades, por lo que la mayoría de los inversionistas no tenían certeza en caso de lo peor: un fraude o el incumplimiento de los pagos.

Todavía las empresas de P2P están en proceso de transición a la incorporación de estas nuevas reglas. Por lo que, tienes que estar muy al pendiente.

Asimismo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y en el caso de inversiones, el Banco de México (Banxico) tendrán que aprobar el funcionamiento de las plataformas. La relación directa con la CNBV y Banxico permite que las empresas se encarguen directamente de las obligaciones fiscales de los usuarios. Así te ahorran un montón de problemas.

Para saber más, lee: Lo que sabemos sobre la Ley Fintech en México

¿Qué debes conocer de la plataforma de P2P?

  • ¿Cuánto tiempo lleva en el mercado? Aunque en ocasiones es complicado saber cuándo surgió alguna empresa de P2P. No dejes de investigar el año de su fundación. La permanencia de una empresa permite ver su consolidación.
  • ¿Cuáles son los casos de éxito y cuál es el porcentaje de fracaso (o de moratoria, es decir, el porcentaje de gente que no paga o tiene retrasos severos en sus pagos)? Asimismo, podrás saber cuántas personas han estado inscritas en su plataforma, lo que te permite realizar una elección de proyectos más cómoda.
  • ¿Cuál es la opinión tanto de los que han invertido como los que han pedido un préstamo? Revisa los comentarios en redes sociales, cuáles son las respuestas de las empresas, si están al pendiente de sus usuarios. También puedes consultar opiniones y experiencias en diferentes blogs, para darte una idea de cómo funciona y qué esperar de la plataforma.

¿Cuáles son los rendimientos ofrecidos?

Compara los rendimientos de las diferentes opciones y sobre todo fíjate en la Ganancia Anual Total (GAT). Ojo, esto aplica con fines comparativos. Los montos para hacer una evaluación aún no están establecidas en la reglamentación, así que cada uno realiza sus cálculos con diferentes cantidades.

La ventaja es que la mayoría de las plataformas tiene calculadoras para que veas cuánto ganarías, si inviertes una cantidad en determinado plazo. Con esto tendrás una idea muy cercana a lo que puedes ganar.

¿Cuáles son los plazos disponibles?

Existen diferentes plazos para invertir en un proyecto desde un mes, 12, 18, 24, 36 y 48 meses, lo que significa que mientras no se cumpla ese plazo no podrás disponer de ese dinero.

Aquí, también debes tomar en cuenta, que las tasas son generalmente anuales, por lo que, si inviertes solo por 3 meses, no tendrás el total de las ganancias.

Te compartimos una manera para calcular tus rendimientos.

En una inversión de $10,000, con un plazo de 90 días, que da un rendimiento de 10% anual (0.10). Éste último lo tendrás que dividir entre los 365 días del año, que se traduce en el rendimiento diario de 0.00027, el cual debes multiplicar por el plazo de tu inversión, en este caso, 90 días (0.00027 x 90 = 0.0243).

La tasa de rendimiento será alrededor de 2.43%. Así que por una inversión de $10,000 a 90 días, tendrás un rendimiento de $243 (sin descontar impuestos).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.