El Ibex-35 cierra plano con los valores cíclicos a su favor

http://www.finanzas.com/archivos/201904/palacio-de-la-bolsa-de-madrid..jpg

El Ibex-35 arrancó la sesión prácticamente plano, se puso a subir a las diez y media de la mañana, marcó máximos pasadas las doce en los 9.220 puntos y se volvió a replegar, para amenazar con entrar en negativo, algo que terminó haciendo. Al cierre el índice se dejaba un mínimo 0,03%, para dar un último cambio en los 9.157,4 puntos.

Al indicador doméstico le ayudaron los valores cíclicos. ArcelorMittal encabezó las ganancias, con una revalorización del 4,72%. A continuación se colocaron IAG y Acerinox, con revalorizaciones de alrededor de un 1,85%. Bankia y Cie Automotive se anotaron algo más de un 1,5%. Ence, el Santander e Inditex también avanzaron más de un punto porcentual.

Entre los grandes, además destacó Repsol, con una subida del 0,91%. BBVA y Telefónica se apuntaron un 0,34% y un 0,26%, respectivamente.

En negativo, ACS fue el peor de todos, con un recorte del 3,79%. A continuación se colocó Colonial, con un descenso de casi un 3%. Aena, Grifols y Siemens Gamesa se dejaron también más de dos puntos porcentuales.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Solaria encabezó las ganancias, con una revalorización del 12,75%. A continuación se colocó Dia, con un avance del 7,67%, tras el acuerdo con sus acreedores para refinanciar su deuda, lo que desbloquea una ampliación de capital que será de 600 millones de euros.

En rojo, el peor fue Fluidra, con un descenso del 10,57%, el mayor desde 2010, tras la desinversión de su principal accionista, Zodiac.

Debilidad en el resto de índices europeos también. El peor de todos fue el Ftse Mib de Milán, con un retroceso del 0,34%. El Cac 40 francés se dejó un 0,25% y el Ftse 100 británico, un 0,08%.

Dos indicadores cerraron en positivo: el PSI-20 de Lisboa, que cerró con una subida del 0,34%, y el Dax alemán, que se anotó un 0,14%.

Los índices de Wall Street se movían claramente en positivo al cierre de la sesión del Viejo Continente. El Dow Jones se anotaba un 0,20%, mientras que el S&P 500 subía un 0,30% y el Nasdaq avanzaba alrededor de un 0,65%. El mayor ascenso de las acciones tecnológicas, por los buenos resultados publicados por Micron Technologies, además de por las fuertes subidas de Intel y Cisco.

Los inversores venden bonos y oro

En el mercado de deuda, subidas de las rentabilidades. El interés de los títulos americanos a diez años subió desde el 1,98% hasta el 2,03%. Y el de sus comparables alemanes pasó desde el -0,33% hasta el -0,31%.

Los inversores deshicieron posiciones en el mercado de deuda. También en oro. El precio de la onza sufrió su primera caída después de seis sesiones consecutivas de avances: retrocedió un 0,90%, hasta los 1.410 dólares.

Síntomas estos dos últimos de la menor aversión al riesgo presente en el mercado. Quizás ello se debió a las declaraciones del secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, que afirmó que tiene la esperanza en un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China con motivo de la reunión que mantendrán los líderes de ambos países en la cumbre del G-20 de finales de semana. Pudo primar esto a las nuevas declaraciones incendiarias de Donald Trump: por un lado afirmó que podría demandar a Google y a Facebook; por otro, que podría dar una vuelta de tuerca a sus políticas proteccionistas contra China si no se alcanza un acuerdo comercial.

Aunque el repliegue en los bonos y en el oro también pudo deberse a la posible decepción que se deriva de los comentarios de política monetaria de miembros de la Reserva Federal norteamericana. El presidente de la Fed de Saint Louis, James Bullard, explicó: «La economía se espera que se desacelere hasta niveles por debajo del 2% en la segunda mitad del año. No creo que tengamos que adoptar medidas urgentes». En opinión de Bullard, un recorte de tipos de 50 puntos básicos sería exagerado. Aunque añade que después de haber mantenido el precio del dinero en junio, la probabilidad de una bajada del precio del dinero en julio ha aumentado.

Los datos macro que se publicaron en Estados Unidos en la sesión fueron buenos. Los pedidos de bienes de equipo por parte de las empresas rebotaron en mayo con su mayor incremento en cuatro meses, lo que implica que la inversión empresarial se mantiene, pese a las tensiones comerciales. El dato global de pedidos de bienes duraderos fue malo, arrojó una caída del 1,3%, debido a la caída de los pedidos de aviación civil.

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones frente al dólar. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión europea, avanzaba un 0,20%, hasta el nivel de 1,1387 unidades.

El que subió con fuerza fue el petróleo. Al cierre de la sesión europea, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,20%, hasta los 66,48 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 2,84%, hasta rozar los 60 dólares, nivel que no ve desde hace algo más de un mes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.